La hamburguesa de calidad. Más sabor, más saludables, más artesanas

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Cada 28 de mayo se celebra el Día Internacional de la Hamburguesa. Una deliciosa manera de alimentar cuerpo y mente. El origen de la hamburguesa hay que situarlo en la ciudad de Hamburgo, Alemania. La leyenda dice que fue Louis Lassen, un emigrante alemán residente en EEUU, quien sirvió la primera hamburguesa cuando un cliente le pidió algo “rápida y deliciosa”. ¡¡¡Fue un 28 de mayo !!!

Casualidad, azar, accidente o certeza. No lo sabemos. Pero lo cierto es que la hamburguesa ha cambiado la manera de relacionarnos con la carne. Es saludable. Es deseable. Es nutritiva. Y ahora, también, es gourmet.

Cada vez hay más establecimientos que incorporan la innovación alrededor de la hamburguesa para que la especialización y la profesionalización forman parte, también, de nuestro oficio.

Y de ahí que los profesionales de las carnes de nuestros establecimientos agremiados se forman cada día para hacer llegar a nuestros clientes el mejor, el más natural, lo más saludable y lo más nutritivo para todas las edades: la carne y sus elaborados, como la hamburguesa.

Calidad y salud
Qué nos aporta

La carne de calidad es la mejor fuente de minerales. El hierro hemo y el zinc de su composición se suman a ser fuente de potasio, fósforo y vitaminas, entre las que cabe destacar las del grupo B, en particular las del B12, B6 y riboflavina.

¿Sabíais que una investigación llevada a cabo por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas y la UPF, corroboró el efecto positivo del zinc en las personas que padecen de forma grave los efectos de la Covidien-19. Este estudio deja clara la relación entre el déficit de zinc y el incremento de la mortalidad o un tiempo de recuperación más largo de la Covid-19?

Los agremiados reciben material gráfico de la campaña de la hamburguesa para que lo puedan poner en sus establecimientos. Entre el material se dispone de este vídeo.

Una ración de hamburguesa de ternera, por ejemplo, nos aporta una parte muy importante de las ingestas de zinc que necesitamos para nuestro desarrollo diario. Y también de vitamina B12. ¿Sabéis cómo funciona la vitamina B12 en nuestro cuerpo? Pues se trata de la vitamina más esencial para nuestro organismo, asegura el funcionamiento normal del cerebro, del sistema nervioso y es imprescindible para la formación de la sangre.

Hamburguesa: una alimentación saludable

Los hábitos alimentarios, la actividad física y nuestro estilo de vida conforman nuestro nivel de salud. Una alimentación correcta es imprescindible para tener una vida larga, productiva y, incluso, feliz.

La alimentación es cuestión de equilibrio. Ni más, ni menos. “La hamburguesa, de ternera, de cordero, de cerdo, de buey, de potro o de conejo, es un alimento perfectamente compatible con una dieta variada y equilibrada a cualquier edad”2.

¿Cuál es el secreto de una buena hamburguesa?
Ante todo, el secreto de la hamburguesa es la carne. Para hacer una buena hamburguesa es esencial que la carne que utilizamos sea de primera calidad; y la mejor carne es la que se encuentra en los establecimientos profesionales agremiados.

Los más de 600 establecimientos que tiene el buscador de nuestra web gremicarnissers.com son la mejor garantía.

Los establecimientos adheridos al Gremio elaboran hamburguesas con una variación infinita de ingredientes. Y siempre con la característica de que todas las hamburguesas son artesanas, de calidad y sobre todo, son una fuente de salud.

Fácil de cocinar, fácil de comer

Si la carne es buena, la hamburguesa sale sola … A la plancha, a la brasa, al horno … acompañada de verduras, ensaladas o patatas … o bien siendo ella, sola, la protagonista del plato. Con todas las vitaminas, minerales y proteínas, la hamburguesa es un alimento indicado para todas las edades, nutritivo, apreciado en todo el mundo.

Bibliografía
Guía SEMERGEN, Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria
Societat Espanyola de Nutrició Comunitària (SENC) i la Societat Espanyola de Medicina de Família i Comunitària (SEMFYC).

OPINIÓN PROFESIONAL

Opinión destacada del profesional de los alimentos. Entrevista con Abel Mariné
Reconocido catedrático de nutrición y bromatología de la Facultad de Farmacia. Campus de la Alimentación. Univesidad de Barcelona. Decano de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Salamanca, de 1980 a 1982, y de la Universidad de Barcelona, de 1983 a 1986. Ha sido Director General de Universidades del Departamento de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña (1986-90 ). Ha sido vicepresidente de la CIRIT (Comisión Interdepartamental de Investigación e Innovación Tecnológica de la Generalitat de Cataluña entre los años 1991 y 1993 y gestor del “Programa Nacional de Tecnología de Alimentos” de la CICYT – Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología (1994-98).

El Doctor Mariné ha sido miembro del cuadro de expertos de Seguridad en los Alimentos de la OMS de 1984-1988 y miembro Board of Directors de ILSI- Europe / International Life Sciences Institute (1989-97). Es autor o coautor de unos 250 trabajos, así como de varios libros y participación en capítulos sobre Ciencia de los Alimentos y Nutrición.

“Las carnes son integrables en la alimentación de las personas de todas las edades”

Las carnes, las de pollo, ternera, cordero, cerdo, potro, conejo … las puede comer cualquier persona y en cualquier edad?

Se considera que los lactantes pueden comer cualquier tipo de carnes (blancas o rojas) más o menos a partir del sexto mes, siempre que, en este periodo, sean cocidas y con poca grasa. Se suele empezar por pollo porque es más digerible.

A partir de aquí las carnes, en cantidades adecuadas y preferentemente más o menos magras, son integrables en la alimentación de todas las edades, salvo casos concretos de determinadas patologías en las que hay que restringir su consumo.

Nuestro cuerpo necesita comer carne porque nos aporta proteínas, vitaminas y minerales. ¿Cuáles son las propiedades nutricionales más importantes de las carnes?

Las carnes y sus derivados aportan unas excelentes proteínas, vitaminas del grupo B (entre las que cabe destacar la B12, que no se encuentra en los vegetales), minerales como fósforo, zinc y, sobre todo, hierro, cuyas carnes son la mejor fuente, no sólo por el contenido sino porque su hierro se absorbe mejor que el de los otros alimentos, especialmente que el de los vegetales. No es fácil que nuestro organismo absorba y disponga de hierro suficiente mediante la alimentación si se prescinde de las carnes y derivados.

Según su experiencia, ¿cuántas veces a la semana tenemos que comer carne?

Hay bastante consenso científico en que el consumo de carnes y derivados no debe superar una media de 70 gramos al día, es decir unos 500 gramos a la semana, preferentemente frescas, y más carnes blancas (aves, conejo) que rojas (vacuno, cerdo, cordero, cabrito, caballo), elaboradas (hamburguesas, que si son de calidad son una buena carne) y procesadas (embutidos). Por ejemplo, comer hasta dos veces a la semana carnes rojas, lo que incluye las hamburguesas, se perfectamente integrable en una dieta correcta de una persona sana.

“Comida hasta dos veces a la semana carnes rojas, lo que incluye las hamburguesas, se perfectamente integrable en una dieta correcta de una persona sana”

De qué manera las carnes han participado en el desarrollo humano?

En el proceso evolutivo humano el consumo de carne ha tenido un papel importante. Como dijo Juan Luis Arsuaga, uno de los directores de las investigaciones de Atapuerca, “el cerebro humano creció cuando nos hicimos carnívoros”, porque la carne es un alimento con un alta concentración de nutrientes y bien digerible. Si nuestros antecesores hubieran sido exclusivamente vegetarianos, el trabajo digestivo necesario para digerir tanta fibra habría requerido un largo aparato digestivo cuyas necesidades deberían dificultado el desarrollo de nuestro cerebro

Comentarios

Accede con tu cuenta de Agremiado
Cerrar Sesión
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad