Las vacas bombero impedirán que miles de hectáreas sean pasto de las llamas este verano

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

 

Desde el Gremi nos hacemos eco del artículo publicado en la Revista Cárnica sobre la eficiencia de las vacas bombero para actuar como cortafuegos y evitar incendios forestales, y que reproducimos literalmente.

 

Las vacas bombero impedirán que miles de hectáreas sean pasto de las llamas este verano

No existe nada que mantenga mejor los montes que un rebaño de vacas, ya que para mantener la vegetación a raya y los montes libres de materiales altamente inflamables, juegan un papel realmente fundamental.

El papel de las ‘vacas bombero’ es muy importante para actuar como un cortafuegos natural y eficiente, que ayude a combatir los incendios forestales y reduzca de esa forma el riesgo para las brigadas de extinción, que se juegan la vida frente al fuego cada verano.

Tal y como explica Javier López, director de PROVACUNO, “el ganado permite al mismo tiempo grandes ahorros económicos porque contratar mano de obra y maquinaria para hacer estas mismas funciones de manera mecánica sería impensable así como por sus beneficios medioambientales dada la imposibilidad de actuar sobre miles de hectáreas de terrenos sensibles a los incendios forestales”.

En 2021 se registraron un total de 19 ‘grandes Incendios’, categoría que incluye aquellos que superan las 500 hectáreas forestales afectadas. Quince de ellos tuvieron lugar durante la campaña de verano y otros cuatro durante la campaña de invierno, con una superficie forestal dañada de 31.375 hectáreas.

Por este motivo, Javier López considera que “es mucho mejor y enormemente más barato ‘prevenir que curar’ ¿Por qué no apostamos más por el mantenimiento de la actividad ganadera para luchar contra el fuego?”

Para PROVACUNO, no se trata sólo de invertir en extinción de incendios, sino que también resulta necesario apostar, de forma enérgica, en materia de prevención. Y esto se consigue apoyando al sector ganadero e impidiendo que abandonen su actividad para que puedan mantener así un trabajo esencial en cuanto a la conservación de nuestros campos y montes que está muy poco reconocido en estos momentos.

De hecho, esta tarea cada vez resulta más fundamental, puesto que el cambio climático está aumentando la dimensión y la gravedad de los ‘grandes incendios’ que, casualmente, coinciden cada temporada en producirse en zonas donde no existe o se ha abandonado la actividad agrícola y ganadera.

Javier López insiste en recordar que “España es uno de los países más vulnerables de Europa al cambio climático a tenor de lo que advierten cada vez más expertos mundiales. La combinación de olas de calor, sequía, baja humedad, a veces con fuerte viento, unido a una vegetación muy seca y bosques abandonados por la actividad primaria y forestal, convergen en episodios de incendios cada vez más preocupantes. De hecho, ya estamos soportando la aparición de los denominados ‘incendios de sexta generación’ y cada año con mayor frecuencia”.

El director de PROVACUNO concluye diciendo que “es el momento de repensar sobre el papel que pueda jugar el modelo europeo de ganadería sostenible, no sólo en el ámbito de la calidad, seguridad, trazabilidad o soberanía alimentaria, sino también en el de la sostenibilidad”.

 

Comentarios

Accede con tu cuenta de Agremiado
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad